viernes, 21 de enero de 2011

DESAMPARO...


De ilusiones tejí

mis sueños...

sin

saber que....el

despertar me induciría a un soporífero

vagar..por la senda de los amantes sin

destino.

Y en esta vereda de nebulosas y noches frías,

la gélida brisa taja mis labios anhelantes del

alimento obsequiado durante las quiméricas

horas plagadas de visionarias utopías.


Más fruto de mi propia calidez...... se disipan

los velos que ciegan al corazón doliente, para

que su latir no cese...y comience a calmar su

absceso.. abierto aún por la imprudencia del

desamparo.


Nada queda esperar...más que el transcurrir

de los días...brebaje del que ha de libar en su

afán por obtener la inmunidad a esta afección

de la que algún día.....este doliente corazón...

perecerá.


Samsara

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada